Elegir la religión equivocada

“Pero Marge, ¿Y si hemos elegido la religión equivocada? ¡Solo estaríamos enfadando a Dios más y más cada semana!”

Este gracioso y profundo dilema es el que se plantea Homer cuando decide que ya no va a volver más a la Iglesia, ante el asombro de Marge, que no puede creer lo que escucha.

En realidad no es la primera vez que Homer tiene dudas respecto de la religión. En el capítulo Marge Simpson en: Cólera al volante (Temporada 10), en el que Marge conduce el famoso todoterreno Cañonero, Homer Simpson es acechado por un rinoceronte, y ante el peligro se encomienda al cielo rogando: “¡Jesús! ¡Alá! ¡Buda! ¡Os quiero a todos!”, dando a entender que en realidad le da igual quién esté ahí arriba escuchándole o de qué religión sea.

A lo largo de la serie Homer Simpson se presenta como un auténtico escéptico con la religión, además de como una persona algo ignorante, ya que asegura que “Dios está en todas partes: es omnívoro.”

 

Cuando una mañana de invierno Homer decide no ir a la Iglesia, él asegura haber pasado “el mejor día de mi vida, gracias a no haber ido a la Iglesia”, ante lo cual Marge no puede esconder su enfado. “No me hagas elegir entre mi hombre y mi Dios porque puedes no salir ganando” le dice.

Marge es fiel a su Iglesia durante toda la serie, y tiene que hacer esfuerzos para aguantar las dudas de Homer. En el capítulo Homer, el hereje asistimos a uno de los monólogos más profundos y reflexivos que hace Homer Simpson en cuanto a la religión:

 

Interrumpidas por los aplausos de Bart, cada una de las tres frases que suelta Homer están cargadas de reflexiones críticas, disparadas hacia el mismísimo corazón de la religión:

1. “¿Por qué es tan importante ir a la Iglesia todos los domingos? ¿No está Dios en todas partes?” Primer asalto y Homer suelta un derechazo hacia la Iglesia: ¿qué sentido tiene obligar a la gente a ir a un edificio concreto para venerar a un Dios concreto?

2. “¿No crees que el Todopoderoso tiene cosas más importantes que hacer que preocuparse de cómo paso yo esa estúpida hora del domingo?” Gancho de izquierda en toda la cara de la Iglesia. Homer sigue con su combate personal con el único objetivo de convencer a Marge para que le deje faltar a la Iglesia y poder quedarse viendo la tele. Muy filósofo no es. Pero las reflexiones ahí las suelta. Dios es un dios, se supone que tendrá asuntos de suma importancia divina, ¿no?

3. “¿Y si nos hubiésemos equivocado de religión? No haríamos más que cabrear a Dios todas las semanas?” K.O. Golpe definitivo a la teoría de los creyentes de todas las religiones. ¿Cómo podemos estar seguros de que la nuestra es la religión correcta o verdadera? Sin dejar de considerar que Dios exista, Homer apunta que, de estar equivocados, estaríamos enfureciendo al Dios verdadero siguiente una religión equivocada.

Los aplausos de Bart están más que justificados.

Captura de pantalla 2013-01-26 a las 22.46.18

Aunque no consideremos a Homer como un gran pensador ni mucho menos filósofo, el simple hecho de plantearse lo de “elegir religión” ya esconde una carga crítica muy profunda. ¿A caso se eligen las religiones? Se supone que la religión es algo mucho más serio, ¿no?

En el siguiente fragmento Homer vuelve a repetir la idea de “elegir religión”, insinuando que Apu fue poco avispado a la hora de escoger la suya.

 

¿Cómo explicar a un hindú que está en realidad equivocado? ¿Cómo decirle a un musulman que su dios no existe? Hay que tener en cuenta que son alrededor de 800 millones los que profesan el hinduismo y más de 1500 millones los que siguen el islam.

En el capítulo Gracias a Dios que es el día del Juicio Final (Temporada 16), la Humanidad enfada tanto a Dios que éste decide adelantar el Apocalipsis, y se lleva al cielo a todos aquellos que han sido buenos cristianos. En la Tierra, sufriendo el castigo del Juicio Final, deja abandonados a los que no le fueron fieles y creyeron en otras cosas.

 

En el mundo Occidental, donde el cristianismo está tan arraigado, ¿cómo explicarían los cristianos como Ned Flanders a todos esos hindúes, budistas o musulmanes el error en el que han caído?

Pero… ¿y si en Occidente hemos elegido la religión equivocada? Quizás el dios real es Alá, o Buda, y lo que hacemos yendo a la Iglesia es enfadar a Dios más y más cada semana.

Referencias:

CAPÍTULO: Homer, el hereje (Temporada 4)

CAPÍTULO: Ella de poca fe (Temporada 13)

CAPÍTULO: Marge Simpson en: Cólera al volante (Temporada 10)

CAPÍTULO: Gracias a Dios que es el día del Juicio Final (Temporada 16)

Anuncios

2 pensamientos en “Elegir la religión equivocada

  1. Pingback: La Iglesia en Los Simpson | El trasfondo crítico de Los Simpson

  2. Pingback: La Iglesia en Los Simpson – juanperezventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s